El cerebro cuando meditamos

La meditación es un medio eficaz para convertir en lancha rápida el viejo bote de remos del cerebro. Promueve la formación de tejido cerebral, mejora el estado de ánimo y aumenta nuestra resiliencia. “la meditación implica metacognición (pensar en pensar, poner atención en la atención) lo que activa la corteza prefrontal” Dice Hanson. “Estimula todo el cerebro, al acceder a experiencias sensoriales y emocionales, necesidades, impulsos y sustratos de la consciencia profundos y antiguos. En ella intervienen a la vez las partes más recientes y las más antiguas del cerebro.”

En los participantes de un estudio que meditaban 40 minutos diarios se observó una capa más gruesa de sustancia en gris en zonas que intervienen en la atención, toma de decisiones y la memoria operativa, en comparación con quienes no meditaban. Otro estudio reveló que ocho semanas de meditación profunda aumentan la sustancia gris en varias regiones, incluido el hipocampo (que interviene en el aprendizaje y la memoria), y la reduce en la amígdala (que cumple una función en el estrés).

“¿Basta sentarse, concentrarse en la respiración y relajarse todos los días para construir sustancia cerebral?”, dice Hanson. “¡Estupendo!”.

(Revista Selecciones. La increíble vida de tu cerebro. Magia y milagros del cerebros)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: