Agradecimientos a mi madre

Mami en este año nuevo de vida, quiero desearte con todo mi corazón y mi amor, un feliz cumpleaños; deseo con la profundidad de mi ser, que en el tiempo que te quede para acompañarnos puedas gozar de excelente salud, protección divina, vitalidad, energía y fuerza creadora.

Que este año logres aprendizajes maravillosos y conviertas la comunicación y la expresión verbal en tus mejores aliadas.

Gracias a ti he podido aprender muchas cosas en esta vida que me han ayudado a crecer, a madurar como mujer y a entender la complejidad de los seres humanos en sus relaciones con los otros. Por eso, le agradezco al Universo y a todos los seres con los que hago contacto diariamente, que existas en mi vida y me hayas concedido la oportunidad de traerme a este mundo para realizar mi propia trayectoria en el terreno espiritual (mediúmnico).

Gracias mami por entregarte cada instante; por brindarme tu amor en cada plato que has elaborado durante todos estos años. Por haber permanecido responsablemente conmigo desde que pisé este mundo, brindándome tus cuidados y tu protección. Agradezco tu paciencia al soportar mi mal genio y mis malos ratos en la infancia, en la adolescencia y en ocasiones, ahora en mi adultez.

Gracias a tí y a mi papá, finalmente puedo comprender muchas cosas de mi personalidad que hoy me definen.

Gracias por tenerme paciencia sobretodo en mi infancia con tanta preguntadera; cuando lloraba que era eterna, cuando me vestías y yo con esas ganas de estar siempre desnuda, mugrosa, sin zapatos o en tenis y corriendo en la calle. Cuando estaba en kinder que llevaba malas calificaciones y caritas tristes en la mano porque había conversado mucho en la mesa y había distraído a todos mis compañeritos.

Agradezco tu compresión en mi “bipolaridad infantil”, cuando me daban esas iras porque me bañabas con agua fría antes de mandarme al colegio, o al contrario, cuando me sacabas del balde amarillo con la boca morada y los dedos arrugados de estar todo el día metida en el agua.

Te agradezco los helados del carrito que pasaba todas la tardes sonando a Fur Elise de Beethoven. También, por encartarte conmigo, llevándome al centro a comprar telas y chucherías sólo por estar como un pegote detrás de tí.

Gracias por tu calma, respaldo y compañía cuando pequeña tenía sueños con “el diablo” y pesadillas con Freddy Krüeguer. Cuando los bultos de ropa mal acomodada hacían formas de monstruos o cuando me quedaba dormida en las tardes y al levantarme, veía todo de un tamaño exorbitante y sentía unos seres inmensos a mi alrededor; recuerdo que lloraba de miedo, pero siempre llegabas ahí a consolarme y a preguntarme qué me sucedía, (aunque a esa edad no supe explicarte).

Gracias mami por ser tú, por existir y compartir tus experiencias de vida conmigo.

¡Feliz cumpleaños mom! mis mejores deseos para tí hoy y siempre; en esta vida y en todas las que vivas.

Te amo.

Anuncios

Un comentario sobre “Agradecimientos a mi madre

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: