Cuando tienes quien…

Cuando tienes quien te salude con efusividad.

Cuando tienes quien te dé un besito en la pantorrilla, inesperadamente.

Cuando tienes quien se haga a tu lado sin motivo.

Cuando tienes quien te defienda de un perro.

Cuando tienes quien te acompañe mientras duermes.

Cuando tienes quien te invite a salir a dar una vuelta a la manzana.

Cuando tienes con quien jugar a la pelota.

Cuando tienes quien te seque las lágrimas con besos.

Cuando tienes quien te bese los pies agradeciéndote la comida.

Cuando tienes quien te muerda una nalga para que no corras.

Cuando tienes quien ensucie toda tú casa.

Cuando tienes quien dañe tu ropa.

Cuando tienes quien se coma todos tus muebles.

Cuando tienes quien se robe tu comida en tus narices.

Cuando tienes quien te mire por la ventana hasta que te pierdas en el camino.

Cuando tienes quien te deje pelitos en el saco o en la ropa.

Cuando tienes quien reclame tu ausencia con aullidos extraños, apenas llegas a casa.

Cuando tienes quien vigile cada paso que das.

Cuando tienes quien te siga por toda la casa.

Cuando tienes quien vigile tu casa, tiempo completo.

Cuando tienes quien extermine cualquier bicho que entre a tu casa.

Cuando tienes quien se derrita por una caricia tuya.

Cuando tienes quien te de besitos diminutos en el cachete para no despertarte.

Cuando tienes quien te mire y te agite la cola, en la enfermedad.

Cuando tienes quien te haga famosa por  tenerte.

Cuando tienes quien… tienes un perro y cuando tienes un perro, tienes quien te recuerde a diario que eres amado infinitamente y digno de amor cada instante de tu vida, independientemente de la cantidad de dinero tengas en tu cuenta bancaria, tus defectos, tu apariencia física, tu estatura, y por encima de los errores que puedas cometer. Así de valioso es el papel que juegan las mascotas y así de grandiosa es la misión que cada uno asume.

Pd: Ad portas del cumpleaños #3 de mi perro, quiero dedicarle este post a mi “pequeño” Husky Siberiano que me entrega su lealtad incondicional cada día y me acepta como soy, inspirándome a escribir este texto a todas las personas que piensan que no son merecedoras de amor o creen ocupar un lugar insignificante en el mundo.

Te amo chiqui.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: